El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

miércoles, 27 de febrero de 2008

Quiero tus Ojos.

En una noche muy tenebrosa Patty estaba en su cuarto abrazando su osito de peluche Teddy, ya que por los truenos en la pared de su habitación se formaba una cara horrible. Ella asustada presa del terror le decía a su osito: " los fantasmas no existen". Después sintió una sed terrible y bajo para tomar un vaso de agua. Al subir pasó por una vitrina donde estaban las muñecas de porcelana que tenía su mama, y cuando regresó a su cuarto se hecho en la cama pero al mirar a la ventana de una muñeca de porcelana que le veía con ojos rojos, endemoniada estaba esa muñeca. Ella salió corriendo y se dirigió al cuarto de sus padres y para la sorpresa de ella sus padres estaban muertos y crucificados pero no tenían ojos, voltea y ve a la muñeca que en la mano tenía los ojos de sus padres. Con una lagrima derramada Patty comenzó a correr, la muñeca se veía distante y más distante El error de Patty fue que justo cuando iba a bajar se quedó viendo a la muñeca. Luego sólo se oyó el grito desgarrador de la niña.
Al día siguiente la policía sólo encontró el cuerpo de los padres sin ojos, y una muñeca en lugar de dos, pero esta muñeca tampoco tenía ojos y abrazaba un oso, dicen que era Patty y que la muñeca endemoniada escapó. Ahora siempre visita a las niñas que tienen muñecas, pero si ven una muñeca de porcelana en su cuarto y no es suya, no le miren los ojos, tápense los ojos cójanla del vestido y vótenla, nunca la quemen porque si lo hacen despidanse de sus padres y ustedes se convertirán en muñecas. Nunca descansarán en paz, estarán vagando, no podrán ir al cielo ni al infierno, vagando, solos hasta el fin del mundo.

Nicole Acevedo.
Publicar un comentario