El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Invitacion.

Hola a todos y gracias por entrar a este sitio, les quiero hacer una invitacion, mas que todo a los amantes de la buena musica, claro el rock, a el blog que mi amigi phobos y yo tenemos a partir de hoy y este es el link: culturaolvidada.blogspot.com, aqui les tendremos, videos, singles, demos y conciertos de rock am ring, woodstock, etc, ademas de mucha informacion y entretenimiento, ademas puedes hacer tu peticion de musica y demas y te la conseguimos lo mas rapido posible, gracias.

Desde hace 11 años mujer dice estar embrujada.

Miércoles 03 Septiembre 2008

*Dice tener dos animales en su estómago, “Tavo” y “Fredy”
*Le piden comerse siete libras de carne al día

La señora dice ser atormentada por dos animales que tiene en su estómago.
Jutiapa, El Paraíso.- Una mujer quien se encuentra postrada en una cama desde hace 11 años, aseguró haber sido objeto de un maleficio que le hicieran otras dos mujeres por celos.
Se trata del caso de Marcela del Carmen Reyes (43) originaria de Jutiapa, El Paraíso, y residente en esa misma zona, madre de dos hijos quien antes de enfermarse se dedicaba a lavar ropa ajena.

Reyes quien presenta un enorme abdomen afirma que el maleficio se lo provocó Damaris Vargas Amador quien le pagó 500 lempiras a Virginia Martínez para que le hiciera brujería.
Relató que Damaris Amador estaba casada con Gustavo Adolfo Cálix, quien ya falleció y el problema se suscitó desde el momento en que ella decidió hacer vida marital con Cálix.
Se conoció que Marcela del Carmen se come diariamente unas siete libras de carne ya que según ella tiene dentro de su cuerpo dos animales uno llamado “Tavo” y el otro “Fredy” y cuando no los alimenta siente grandes “piquetazos” y dolores en su cuerpo.

LA TRIBUNA conversó con la señora quien declaró que “a mí me han hecho brujería y tengo 11 años de estar padeciendo de este mal, pero ahorita ya tengo cuatro meses que me ha pegado fuerte y me está tratando un curandero de nombre Orlando”.

Relató que “yo siento que un animal me golpea en el vientre y cuando me cae aquí en el vientre, me cae pesado me agarra el corazón y la nuca y siento que hasta me escapo de morir”.

El señor Orlando Gutiérrez dice ser psicólogo y prestar “servicios profesionales en estos casos”.
Fíjese que estos animales “Tavo” y “Fredy” gritan y hablan y me dicen que quien los puso fue Damaris porque ella a mi me odiaba, esta mujer es la bruja que pagó para que me hicieran daño y la otra es Virginia quien fue la que realizó el maleficio.

Explicó que “Damaris vivía con un muchacho que se llamaba “Tavo” (Gustavo Adolfo Cálix), entonces lo dejó y él se hizo de mi y ella sólo llegó a la casa perfumada como a las 9:00 de la noche y el perfume se me penetró y después me salían gritos de la barriga unos gritos que parecía que tenía deseos de parir y echaba bastante agua y la panza se me infló”.

Comentó que a Gustavo Adolfo Cálix lo mató un hombre de nombre Isaías Ramírez Zelaya más conocido como “Culo” quien anda libre en Tegucigalpa ya que nunca lo metieron preso.

La entrevistada explicó que de momento se encuentra en tratamiento, pero lo raro del caso es que la han llevado a varias clínicas y hospitales y no le encuentran absolutamente nada y sólo le dicen que lo que tiene es un maleficio y al parecer le han afirmado que su mal tiene cura.

Agregó que los espíritus que ella tiene adentro le han dicho que ella no se va morir, porque “nosotros nos estamos quemando y ya no podemos estar aquí, solo nos faltan siete días”.

Por haberle quitado el marido a una mujer dijo ser embrujada en esta casa.
Vargas Amador dijo que no desea ser trasladada a ningún hospital porque los médicos no le encuentran nada y “más bien me dicen que estoy loca y mi mente está bien y el problema que tengo es en la barriga, fui al hospital de Nicaragua y tampoco me hallaron nada”.

Otra de las cosas que el curandero me ha dicho “es que no vaya a tomar ninguna clase de medicamentos porque me van a envenenar o me van a matar más luego porque los doctores no creen en eso”.

Además se supo que líderes religiosos se han hecho presentes al lugar a orar todos los días ya que ellos desean que los espíritus diabólicos salgan de su cuerpo y la dejen en paz.

En la casa donde actualmente se encuentra, vive con tres personas más entre ellas su hija Diana Mabel Reyes, su madre y una tía.


Latribuna.hn