El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Primera Dama de Japon Viajo a Venus (¿?)

Tokio, 16 sep (EFE).- La nueva primera dama de Japón, la ex actriz y diseñadora Miyuki Hatoyama, es extrovertida, independiente y amiga de la improvisación, un perfil que contrasta con el gris panorama político nipón.

Con sus recientes relatos sobre su viaje a Venus, su encuentro en otra vida con un Tom Cruise japonés y su afición a "comer sol" al empezar la jornada, Miyuki amenaza con eclipsar el nombramiento como primer ministro de su marido, Yukio Hatoyama, al que asistió hoy emocionada.

"Había algunos rumores sobre su excéntrico comportamiento y es algo inusual para una japonesa de su edad", opinó Koichi Nakano, experto en ciencias políticas de la Universidad de Sofía de Tokio, en declaraciones recogidas por el diario "Yomiuri".

A sus 66 años, cuatro más que Yukio (su segundo marido), Miyuki Hatoyama es una bailarina y actriz retirada cuyos innumerables intereses, como la cocina orgánica o sus diseños de ropa, la mantienen muy ocupada.

No se esconde además de mostrar en público sus dotes para mover el cuerpo pues durante la campaña electoral de su marido Miyuki deleitó al público en una ocasión con una aceptable imitación del famoso "Moonwalk" (Paseo lunar) de Michael Jackson.

Declarada firme creyente del espiritualismo, la mujer del primer ministro japonés asegura sentirse "alma gemela" de Michele Obama, primera dama estadounidense, porque tiene un tipo de sensibilidad parecido al suyo y es muy natural, según aseguró en una entrevista con la agencia local Kyodo.

Entre sus últimas declaraciones en público ha sido especialmente comentada su revelación de un sueño que tuvo hace veinte años, durante el cual habría viajado en un OVNI hasta el planeta Venus, que definió como "un lugar muy hermoso y muy verde".

Admiradora de Tom Cruise, Miyuki confesó durante una entrevista en un programa nocturno de la televisión japonesa su deseo de hacer una película con el protagonista de "El último Samurai", rodada en Japón y a quien, según explicó, conoció en otra vida.

"En mi otra vida, sé que él era japonés. Lo conocí. Así que cuando él me vea, creo que dirá: 'Cuánto tiempo", dijo la primera dama nipona en aquel programa.

Su experiencia laboral es rica en comparación con otras primeras damas de Japón, que no acostumbran a entrar en el mercado laboral.

Durante su juventud, ingresó en un legendario grupo de teatro en Japón llamado Takarazuka y más tarde trabajó en el restaurante japonés que su primer marido regentaba en California.

Tras casarse en 1975 con Yukio Hatoyama, a quien conoció cuando éste estudiaba ingeniería en la Universidad de Standford (Estados Unidos), volvió a Japón y se dedicó durante un tiempo a "componer vidas".

Considerada por los que la conocen una mujer honesta y simpática, Miyuki es autora de libros en los desvela desde sus secretos sobre la cocina macrobiótica hasta su presunto secuestro por extraterrestres, calificativo con el que, por cierto, se le conoce a su marido.

"Tiempo feliz de Miyuki Hatoyama" y "Lo mejor de la comida espiritual de Miyuki Hatoyama a fondo" son algunos de los títulos de la primera dama nipona, además de "Bienvenido al restaurante Hatoyama", del que vendió 20.000 ejemplares entre 1999 y 2003, según la prensa japonesa.

Mañana saldrán a la venta 5.000 números de ese libro de la primera dama, que probablemente requerirá pronto una nueva edición.

Aunque asegura que mucha gente los considera raros a ella y a su marido por "comer sol", Miyuki lo ve como una forma adecuada para empezar la jornada con energía.

En cualquier caso, Miyuki Hatoyama promete sorpresas en los próximos cuatro años de legislatura, después de las esposas casi invisibles de Taro Aso y Yasuo Fukuda, la moderna Akie Abe y la soltería de Kunichiro Koizumi.

http://l.yimg.com/a/i/el/nws/feeds/logos/120x30_efe_1.jpg
Publicar un comentario