El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

sábado, 10 de octubre de 2009

Lo entierran, resucita y pide auxilio desde tumba

El asombro imperó en toda la comunidad, que se volcó de lleno para ser testigo de un caso que ayer mantuvo en expectativa al occidente del país

Copán, Honduras. El miedo y la incredulidad invadió a dos guardias de seguridad de un empresa minera al escuchar los gritos que venían de una tumba de un cementerio en la comunidad San Andrés Minas, Copán.

El hecho inusual alarmó a los guardias que cumplían su turno en el plantel aledaño al camposanto. Por temor a que se tratara de algo sobrenatural ignoraron los lamentos que salían de la tumba del joven Isaac Ramírez Pérez de 27 años, que había sido enterrado el jueves por la tarde.

Sin embargo, en horas de la mañana, los celadores dieron aviso a los familiares del joven, quien había sido declarado muerto en el hospital de Occidente después de que se le practicó una cirugía en la vesícula.

La familia llegó al cementerio a las 9 AM del viernes, de inmediato rompieron el mausoleo y sacaron el ataúd. Su sorpresa fue ennorme cuando encontraron el cuerpo caliente y sudado. De inmediato dieron aviso a las autoridades, que llegaron hasta el lugar para verificación.

El asombro imperó en toda la comunidad, que se volcó de lleno para ser testigo de un caso que ayer mantuvo en expectativa al occidente del país.

Los hechos

Francis Ramírez, hermano del joven, relató que este sufría de fuertes dolores en el estómago, por lo que lo llevaron al hospital de Occidente donde los médicos dictaminaron que padecía de la vesícula y lo sometieron a una operación, falleciendo al día siguiente.

La familia se resignó ante lo ocurrido y mientras conseguían recursos para comprar el ataúd y trasladarlo hasta Azacualpa, La Unión, Copán de donde era originario, su cadáver permaneció por espacio de dos horas en la morgue del hospital.

Isaac, fue velado 24 horas, y el pasado jueves, aproximadamente a las 2 de la tarde, despúes de una misa de cuerpo presente fue sepultado.

La familia regresó a su casa sin imaginar lo que horas despues ocurriría.

Dos guardias de la empresa minera que colinda con el cementerio realizaban su rol en nocturno. Según el relato de la familia comentan que cerca de la medianoche los guardias escucharon gritos que provenían del cementerio.

"Un guardia de la empresa minera escuchó cuando mi hermano gritaba en la tumba, con desesperación pedía que lo sacáramos. Ellos nos avisaron temprano en la mañana y venimos corriendo, lo sacamos y nuestra sorpresa fue que encontramos su cuerpo caliente y sudado, al vernos abrió los ojos y se movió" manifestó Francis Ramírez.

Ante este hecho las autoridades llegaron hasta el lugar para iniciar las investigaciones. Sin embargo, a pesar de que el cuerpo no estaba rígido no presentaba signos vitales, por lo que decidieron trasladarlo hasta Santa Rosa de Copán donde el médico forense realizaría un dictamen para corroborar qué fue lo que ocurrió.

Ayer, a las 2 de la tarde, agentes de la Dnic, llegaron con el cuerpo hasta el hospital donde el médico forense dictaminó que el joven presentó un estado de catalepsia* donde la persona estaba en aparente muerte y sin signos vitales.

Finalmente, tras una evaluación médica se estableció que Isaac murió asfixiado.

Sus familiares lamentaron lo ocurrido sobre todo porque su pariente pudo haberse salvado."Lo perdimos, lamentamos como se dio esto, pierdo uno de mis hijos y solo le pido a Dios que me dé fuerzas" dijo su madre Jacinta Pérez.

*Catalepsia: Es un estado biológico en el cual la persona yace inmóvil, en aparente muerte y sin signos vitales, cuando en realidad se halla en un estado consciente. Puede ser producida por el mal de Parkinson, epilepsia, por efectos de la cocaína, esquizofrenia, entre otros.

ElHeraldo.hn

Publicar un comentario