El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

sábado, 21 de noviembre de 2009

Cae banda de asesinos que vendían grasa humana

Uno de los detenidos, Hilario Cudeña, de 56 años, en los interrogatorios policiales admitió que cometió “varios” homicidios desde cuando tenía 20 años.

Lima, Perú. La leyenda del ‘pishtaco’, un vampiro andino de aspecto ‘gringo’ que asalta de noche a los incautos, los decapita, se alimenta con su carne y extrae su grasa para venderla se ha hecho realidad en Perú.

Cuatro personas bajo sospecha de matar a 60 personas para obtener su grasa y luego venderla para uso en cosméticos, supuestamente a extranjeros, formaban una "hermandad" que actuaba hace 30 años y que asolaba regiones remotas de los Andes, informó la policía peruana.

"Esta organización formaba una cadena o hermandad que realizaba actividades criminales consideradas como delitos de lesa humanidad", dijo el general de la policía Eusebio Félix, quien sostuvo que la banda actuaba hace 30 años en zonas andinas y amazónicas de cinco departamentos de la región central y surandina. La supuesta venta de la grasa humana generó ciertas dudas entre médicos que pusieron en duda su comercialización en el extranjero.


Relato de los monstruos

La banda, denominada "Los Pishtacos del Huallaga", perpetró el "secuestro y desaparición forzada de personas actuando con extrema crueldad, ventaja y ensañamiento", subrayó el general Félix.

"Lo que han confesado los detenidos es que luego de asesinar a sus víctimas y degollarlas, colgaban sus torsos y muslos de ganchos en forma de ‘S’; después para extraer la grasa encendían unas velas que calentaban la habitación. La grasa caía en recipientes durante tres días y luego era decantada", relató.

Los criminales utilizaban casas abandonadas ubicadas en las alturas andinas y en la espesura de la selva. La grasa humana luego era vendida a extranjeros a 15,000 dólares el litro, según la investigación policial.

El fiscal que investiga el caso, Jorge Sanz Quiroz, dijo en la víspera a la AFP que en el caso "están implicados dos italianos, que ya están identificados pero cuyos nombres no podemos difundir hasta que sean capturados.

Elheraldo.hn

Publicar un comentario