El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

miércoles, 25 de febrero de 2009

The Queen Of The Damned 2002

Recomendada mas que todo por la musica.

http://www.labutaca.net/fotos/9/lareina/lareinadeloscondenados2-1.jpg

Sinopsis: Su sed de vida la encantó. Su sed de fama la despertó. Su sed de poder podría matarnos a todos. El legendario vampiro Lestat (Stuart Townsend) ha despertado tras largas décadas de letargo, con la determinación de saltar a la luz. No satisfecho con su destierro a las tinieblas, decide confun-dirse entre los mortales que nunca lo valoraron lo suficiente. Lestat se ha reinventado a sí mismo encarnando la figura que más se aproxima a Dios en la Tierra: una estrella de rock. La intoxicante atracción de su música ha arrastrado su estilo por todo el mundo, hasta llegar a los oídos de la antigua y adormecida Reina Akasha (Aaliyah) en su cripta más allá del hielo ártico. Madre de todos los vampiros, Akasha ha estado descansando durante siglos, esperan-do el momento adecuado para despertar de nuevo y apoderarse del dominio mundial. La música de Lestat es la revelación que ella había estado esperando, y Akasha desea que Lestat rija el mundo a su lado. Pero ¿tiene límite Akasha? Su malévolo poder podría ser demasiado grandioso incluso para muchos de los antiguos vampi-ros —al fin y al cabo, ella los creó— y su superviviencia depende de ella misma. Después de todo, Akasha está acostumbrada a te-ner todo lo que quiere... y todo lo que ella quiere es sembrar el terror en la Tierra.


Labutaca.net



Misteriosa matanza de ovejas en Honduras

Cada mañana, los dueños de fincas en la zona de Esparta se encuentran con sus ovejas devoradas por un misterioso animal que hasta ahora no se ha podido identificar



Esparta, Atlántida,

Honduras

.

La misteriosa fiera ataca en la oscuridad de la noche y no deja ni una tan sola huella, pero sí decenas de animales muertos.

Hasta ahora nadie la ha visto, pero todos aseguran que se trata del “chupacabras”.

En la comunidad de Esparta, Atlántida, nadie duerme tranquilo, el temor y la ansiedad se apoderan de los vecinos debido a que aseguran que están bajo la mira del misterioso animal.

La zona cuya mayor actividad es la crianza de ovejas ha sido sacudida en los últimos días debido a los ataques de que son víctimas los semovientes, todos con las mismas características: mordidas en el cuello.

Ayer por la madrugada, un ganadero de la comunidad de Trípoli, municipio de La Masica, encontró su rebaño de ovejas devorado por fieras no identificadas.

El grupo de 19 semovientes fue atacado a medianoche y por la madrugada en la finca de Carlos Molineros.

El rebaño quedó disperso por la propiedad, lo cual hace presumir que los indefensos animales intentaron escapar.

Según confirmó Jorge Alberto Escobar, capataz de una de las fincas en que murieron las ovejas, dos presentaban aberturas por donde les sacaron el corazón.

Algunas tenían daños severos en el pecho, con señales de rasguños, y otras presentaban mordidas en la ubre.

“Estamos preocupados por lo que observamos, ya que no sabemos a ciencia cierta qué está pasando”, dijo Escobar.

Riesgo

Los moradores han tomado la determinación de excavar agujeros para enterrar a los animales muertos, pues la presencia de las aves de rapiña se ha incrementado en el sector, lo cual podría afectar la salud de quienes viven cerca de la finca.

Los campesinos están preocupados porque temen que las acciones puedan perjudicar a seres humanos.

Según entendidos en la materia, lo que ocurre en el sector se debe a la falta de alimento para enormes felinos, que pueden ser pumas, tigres o jaguares, viven en zonas montañosas y están bajando para cazar ovejas.

Esto se debe a la destrucción de los bosques y a las pocas posibilidades de obtener alimento que tienen estos mamíferos.

El jefe del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasa), Adelmo Chinchilla, dijo que las investigaciones de campo se harán en los lugares perjudicados, pues aún no se ha establecido qué fieras hicieron los ataques.

Sin embargo, los vecinos insisten en culpar al “chupacabras” y han dispuesto una cacería para tratar de aniquilar al misterioso animal.

Hasta ahora, cuarenta ovejas han sido devoradas, sin que ninguna autoridad pueda determinar el tipo de animal que las atacó.

Elheraldo.hn