El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

sábado, 15 de mayo de 2010

Líder de secta polígama se refugiaba en Morocelí.

Tegucigalpa, Honduras. La mexicana Jacquelin Tarso LeBaron, heredera del liderazgo de una secta polígama y sospechosa de cometer al menos cuatro homicidios por motivos religiosos, fue capturada en Honduras el jueves y extraditada ese mismo día a Estados Unidos.

La información, publicada por El Financiero en línea, establece que el arresto, realizado por agentes de la Policía Internacional (Interpol) y de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos, pone fin a una búsqueda de 18 años que se extendió por México y varios países de Latinoamérica.

La vocera de la oficina del FBI en Houston, Patricia Villafranca, precisó que LeBaron fue detenida la noche del jueves en Morocelí, El Paraíso, Honduras, país en el que se encontraba indocumentada.

LeBaron fue trasladada de inmediato a Estados Unidos y ayer compareció ante un juez federal en Houston, Texas, para ser instruida de cargos.

El magistrado dispuso que permaneciera detenida sin derecho a fianza, en espera del inicio de su proceso.

Jacqueline Tarsa LeBaron es nieta de Alma Dayer LeBaron, quien se desligó de una iglesia que renunció a la poligamia en 1890.

El quiso seguir esta práctica y por eso fundó en 1924 la Colonia LeBaron, en Galeana, estado mexicano de Chihuahua. Se trasladó a México precisamente para evitar la persecución legal que se ejercía en Estados Unidos para quienes pretendían seguir la poligamia.

Alma Dayer tuvo dos hijos: Joel y Ervil Lebaron.

==> Jacqueline es hija de Ervil LeBaron, quien procreó 53 hijos más.

Tanto Ervil como Joel fueron los líderes de la iglesia fundada por su padre. La ambición fue precisamente lo que habría llevado a Ervil a asesinar a su hermano Joel, para quedarse con el control absoluto de la secta.

Después de ese crimen, Ervil habría fundado la secta polígama Iglesia del Cordero de Dios y fue autor del "Libro de la nueva alianza", en el cual impone la pena de muerte a cualquier miembro de la secta que rompa sus mandamientos.

Ervil LeBaron murió en una prisión de Utah en 1981, donde cumplía sentencia por haber matado a su hermano Joel.

Tras su fallecimiento, las autoridades sospechan que más de dos docenas de ex miembros de su secta fueron asesinados, siguiendo las instrucciones dejadas en su libro.

De acuerdo con el FBI, el libro influyó a varios miembros de la familia LeBaron para realizar ejecuciones, incluyendo los homicidios simultáneos de cuatro personas en Houston e Irving, Texas, el 27 de junio de 1988.

Ese día fueron asesinados a balazos tres adultos que habían roto con la secta, mientras que una niña de ocho años que atestiguó el homicidio de su padre también fue ejecutada.

En 1995, las autoridades estadounidenses procesaron y sentenciaron a diversas penas de cárcel a cinco miembros de la familia LeBaron por dichos homicidios.

La sexta acusada, Jacqueline Tarsa LeBaron, había permanecido fugitiva hasta ahora.

La detenida nació en noviembre de 1965 en el estado mexicano de Baja California, donde su padre (Ervil) y su tío (Joel) habían fundado la secta.

De acuerdo con la FBI, tras ser acusada de homicidio, Jacqueline se trasladó al estado mexicano de Aguascalientes, donde trabajó dando clases de inglés. Sin embargo, el FBI sospechaba que había viajado a Honduras, donde había sido vista en 2007.

Hechos

Según la historia, Alma Dayer, abuelo de Jacqueline, murió en 1951.

Al morir heredó el liderazgo de la comunidad a su hijo Joel LeBaron, quien paulatinamente incorporó la comunidad a la Iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos.

Ervil (padre de Jacqueline) era el segundo al mando en la comunidad durante los primeros años de la Iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos.

El grupo, por esas fechas, contaba con cerca de 30 familias, que radicaban tanto en Utah como en una comunidad llamada Los Molinos, en Baja California.

Los hermanos se pelearon por el liderazgo de la comunidad, dado que Evril predicaba que él era -y no su hermano Joel- el verdadero líder de la nueva secta, por lo que fue removido del liderazgo compartido en 1967.

Ervil comenzó una nueva iglesia en San Diego, California: la Iglesia del Cordero de Dios, y ordenó el asesinato de su hermano Joel, quien radicaba en México, "por sus pecados".

Ervil le disparó en la cabeza a Joel LeBaron.

Ervil fue capturado y apresado en México por el asesinato de su hermano, pero un tecnicismo legal lo dejó en libertad.

Inclusive intentó ejecutar al hermano más pequeño de los LeBaron, Verlan, en quien había quedado el liderazgo de la iglesia de Joel, en Los Molinos. Posteriormente fue detenido en Utah, por ordenar otro homicidio.

De la misma manera, a Ervil le fue atribuida la autoría intelectual del asesinato del también líder fundamentalista Bob Simons. LeBaron también fue ligado a la muerte de su propia hija, Rebecca, por criticar públicamente al grupo.

Se dice que cerca de 25 asesinatos fueron ordenados directamente por Ervil LeBaron desde su celda.

Muchos de los miembros de su familia y ex miembros de su comunidad permanecen ocultos por miedo a que todavía se cumplan las órdenes de asesinato que Ervil LeBaron dejó al morir.


ElHeraldo.hn