El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

viernes, 15 de febrero de 2013

Medios amarillistas

Vivimos en un mundo rodeado por la violencia y reinado por el miedo, ya no se puede salir con un niño a la calle porque el mal acecha a cada esquina y a paso acelerado nos hemos convertido en presos de nuestros hogares y los criminales son los cancerberos. 

Mucha veces vemos las noticias y casi en cualquier rincón del mundo la violencia ha abrazado a la sociedad con sus oscuros tentáculos  no se puede decir que un país es mas violento que otro, el hecho esta en que todos estamos siendo consumidos por este mal.

Es decepcionante haber visto en un diario reconocido de mi país que indicaba que ya no publicaría imágenes violentas en su portada para dejar de lado el amarillismo, pero ahora utilizan una cartelera que dice "muertes violentas de ayer" y se detallan una por una en una clara muestra de que prefieren vender y ganar una miserable suma a costillas de la sangre y miedo del pueblo.

Eso nos hace preguntarnos ¿que hacemos para evitar la violencia?, quien tiene un medio de comunicación formal o informal debe poner su parte y limpiar la imagen de su país en lugar de ensuciarla mas, al alabar la violencia nos convertimos en unos criminales así como el que tomo un arma para acabar con la vida de alguien mas.

Ya es hora de que acabemos con esto, es culpa nuestra por permitirlo y debemos solucionarlo, el mundo atraviesa una etapa de miedo que se ha generado a causa de medios de comunicación amarillistas, es nuestra decisión seguirles creyendo o de una vez por todas pensar por nuestra propia cuenta y hacer una verdadera diferencia.

Teniendo a la mano esta herramienta nos comprometemos a no alabar e incitar a la violencia, informar y entretener de la manera mas sana posible siempre respetando las creencias de cada persona que nos visite, ese es nuestro compromiso y esperamos que otros cumplan lo que han prometido y dejen de vender periódicos por sangre.

Publicar un comentario