El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

viernes, 30 de agosto de 2013

Con el demonio adentro

Muchos, por no decir todos, los que cometen los mas brutales crímenes culpan al demonio, pues dicen que actuaron gracias a la influencia que este ejercía desde su interior...¿y si es cierto?.

Mario Vallejo

Fotografía de diario La Tribuna
Hay hechos grotescos, demostraciones de odio inimaginables, ¿como un ser humano puede matar y como lo puede hacer con tanto odio y sin remordimiento?, lo que en algún momento eran hechos aislados se ha convertido tristemente en algo común en nuestro mundo.

Día a día se encuentran en las calles de diferentes países cadáveres colgados en la vía publica, muertos dentro de costales en la calle, ejecuciones publicas, asesinatos registrados en vídeo y subidos a redes sociales, esto no es normal.

Hay algo que todos estos hechos tienen en común, el odio, la falta de remordimiento y emociones de sus hechores que tiempo después suelen arrepentirse y culpan a Satanás de haberles empujado a cometer tales aberraciones y dantescos crímenes.

Comúnmente tomamos esto como una mediocre excusa para no ir a prisión, pero, ¿si el demonio puede poseer una monja puede poseer una persona común? no suena tan descabellado desde este punto de vista y es que a través de la historia el demonio ha estado presente en las mas sangrientas etapas de la humanidad y siempre es el culpable señalado por todos.

Recientemente se dio el caso de un niño que fue desmembrado aparentemente por su abuelo, el niño de tres años encontró una muñeca desmembrara y el jugaba con ella diciendo a su familia "así es como me van a dejar a mi", esto pone a pensar la magnitud del acto, no se limito a matar y mutilar al pequeño...se lo había advertido y descrito a detalle.

Es difícil pensar que alguien pueda matar con tanto odio, aun mas que le diga a su inocente victima como lo hará y como terminara, no suena tan ridícula la excusa del demonio, ciertamente el nivel de odio en algunos momentos supera los limites conocidos para la humanidad, si nos ponemos a pensar realmente nos daremos cuenta de que no somos así.

Nunca sabremos realmente si es mano humana o demoníaca que asesina de esta forma, la verdad es que de todos los que dicen que fueron empujados por el demonio mas de uno estará diciendo la verdad y el rey de la oscuridad reirá desde las sombrar que nosotros mismos hemos dejado expandir.

Publicar un comentario