El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

sábado, 25 de octubre de 2014

Annabelle

Annabelle
En 1970 una madre compró a su hija una antigua muñeca estilo Raggedy Ann de una tienda de entretenimiento. La muñeca fue un regalo para su hija, Donna, en su cumpleaños. Donna, en ese entonces, era estudiante universitaria, preparándose para graduarse en el grado de enfermera y residía en un pequeño apartamento con su compañera de cuarto Anngie (también enfermera). Feliz con su muñeca la colocó en su cama como decoración y no volvió a pensar en ella hasta unos días después. En ese tiempo Donna y Anngie notaron que había algo extraño y escalofriante sobre la muñeca. La muñeca aparentemente se movía sola, al principio movimientos relativamente imperceptibles, como un cambio de posición, pero con el paso del tiempo los movimientos fueron mas evidentes. Donna y Anngie regresaban y encontraban la muñeca en un lugar totalmente diferente en el cual la habían dejado. En ocasiones la muñeca tenia las piernas cruzadas sobre el sofá con los brazos doblados, otras veces se encontraba de cabeza, parada, en una silla del comedor. Muchas veces Donna, colocaba la muñeca en el sofá antes de salir a su trabajo,  al regresar encontraba a la muñeca de regreso en la cama de su habitación con la puerta cerrada.


 Los mensajes 

La muñeca Annabelle no solo se movía, ademas sabia escribir.  Tras aproximadamente un mes del inicio de las experiencias Donna y Anngie comenzaron a encontrar mensajes escritos en hojas de pergamino que decían "ayúdanos" y "ayuda a Lou". La escritura observada pertenecía a un niño pequeño. La parte mas escalofriante no eran los mensajes, si no, la forma en la que eran escritos. En ese tiempo Donna no tenia papel de pergamino en casa en los que los mensajes eran escritos, así que ¿de donde salían?.


Médium

Una noche Donna regreso a su casa para encontrar que la muñeca se había movido nuevamente, pero esta vez estaba sobre su cama. Donna sabia que esto era típico de la muñeca pero de alguna manera supo que esta vez era diferente, algo no estaba bien. Una sensación de miedo le invadió cuando reviso la muñeca y vio lo que parecían ser gotas de sangre sobre su pecho y manos. Aparentemente, de ningún lugar, un liquido rojo sustancioso había aparecido en la muñeca. Asustadas y desesperadas Donna y Anngie decidieron que era tiempo de recibir consejos de un experto.

Sin saber donde dirigirse contactaron a un médium y se inicio una sesión de espiritismo. El espíritu de Annabelle Higgins fue presentado a Donna. El médium relacionó la historia de Annabelle con Donna y Anngie. Annabelle era una pequeña niña que vivió en la propiedad cercana donde ahora estaban los apartamentos, eran "tiempos felices". Ella tenia únicamente siete años cuando su cuerpo sin vida fue encontrado en un terreno donde los apartamentos están ubicados ahora.

El espíritu relató que se sentía a gusto con Donna y Anngie y buscó quedarse con ellas y ser amada. Sintiendo compasión por Annabelle y su historia Donna le dio permiso de permanecer en la muñeca y continuar con ellas. Muy pronto encontraron que Annabelle no era lo que parecía ser. No era un caso ordinario y definitivamente la muñeca tampoco lo era. 


El caso de Lou

Lou era amigo de Donna y Angie y había estado con ellas desde el día en que la muñeca llegó. Lou nunca había sido aficionado a ella y en varias ocasiones advirtió Donna que era el mala y que debía deshacerse de ella de ella. Donna tenía un lazo afectivo hacia la muñeca y no prestó atención a Lou, lo que se convirtió en un grave error. 

Lou despertó una noche de un profundo sueño con mucho miedo. Una vez mas había tenido un sueño recurrente. Pero esta vez de alguna forma algo era diferente. Era la sensación de que estaba despierto pero no podía moverse. Vio al rededor de la habitación pero no encontró nada fuera de lo común y fue ahí donde sucedió. Cuando vio hacia sus pies observó a la muñeca Annabelle. Comenzó a deslizarse por su pierna, se movió hacia su pecho y se detuvo. Tras unos segundos la muñeca comenzó a estrangularlo. Paralizado y sin poder respirar, Lou se desmayo al punto de la asfixia. Lou se despertó la mañana siguiente, seguramente no era un sueño, Lou estaba decidido a no creer en la muñeca y el espíritu que la poseía. De todas maneras, Lou, tuvo una de las mas horribles experiencias con Annabelle.

Lou y Anggie se preparaban para un viaje al día siguiente y revisaban solos en el apartamento algunos mapas. El lugar se notaba inquitantemente callado, Repentinamente, un susurro se escucho de la habitación de Donna y les infundió el miedo de que alguien hubiese entrado al apartamento, Lou se decidió por encontrar quien o que había entrado tan sigilosamente en la habitación. Esperó a que los sonidos se detuvieran antes de entrar y encender la luz. La habitación estaba vacía, excepto por Annabelle que había sido lanzada en la esquina del suelo.

Lou derribó la puerta para entrar pero nada estaba fuera de lugar. Sin embargo, al acercarse a la muñeca tuvo la sensación de que alguien estaba detrás suyo. Giro rápidamente y descubrió que no había nadie mas. En un abrir y cerrar de ojos estaba agarrado por el pecho, doblegado, cortado y sangrando. Su camisa estaba manchada con sangre y al subirla se dio cuenta de que tenia siete marcas de garras, tres verticales y cuatro horizontales, y estaban calientes como quemaduras. Estas heridas sanaron casi inmediatamente, la mitad se fueron al día siguiente y tras dos días no tenia ninguna. 


Investigación paranormal: Los Warren

Donna finalmente comenzó a creer que el espíritu en la casa no era el de aquella pequeña niña, sino, algo no humano y de naturaleza demoníaca. Tras la experiencia de Lou Donna sintió la necesidad de encontrar de buscar ayuda de un experto real y contactó al sacerdote Hegan de la iglesia Episcopal. El Padre Hegan sintió que era un asunto espiritual y sintió la necesidad de contactar con una autoridad mayor en la iglesia, así que contactó al Padre Cooke que inmediatamente contacto a los Warren.

Ed y Lorraine Warren inmediatamente se interesaron en el caso y contactaron a Donna preguntando por la muñeca. Los Warren tras hablar con Donna, Anggie y Lou, inmediatamente llegaron a la conclusión de que la muñeca en si no estaba poseída, sino, manipulada por una presencia no humana. Los espíritus no poseen objetos inanimados como casas o juguetes, ellos poseen perdonas. Un espíritu no humano no puede unirse a un objeto y eso fue lo que ocurrió en el caso de Annabelle. Este espíritu manipulaba la muñeca para crear la ilusión de que tenia vida para tener reconocimiento. Ciertamente el espíritu no buscaba quedarse en la muñeca, estaba tratando de encontrar un anfitrión humano.

El espíritu, en este caso el espíritu demoníaco, estaba en la etapa de infestación del fenómeno. Primero movió la muñeca al rededor del apartamento por medio de teletransportación para despertar la curiosidad de los ocupantes y con la esperanza de tener su reconocimiento. Luego ante el predecible error de llevar a un médium al aparentemente para comunicarse con el. El espíritu ahora capaz de comunicarse a través del médium, apeló al lado emocional y vulnerable de las chicas pretendiendo ser inofensivo, una niña perdida durante la sesión y obtuvo el permiso de Donna de atormentar el lugar.

En la medida que el espíritu negativo provocó fenómenos negativos; despertó miedo ante los extraños movimientos de la muñeca, el cual consiguió a través de la materialización de las perturbadoras notas escritas a mano, las simbólicas gotas de sangre e incluso el ataque a Lou dejaron las marcas de la bestia. La siguiente etapa de la infestación seria completada con la posesión de un humano. Tras estas experiencias en dos o tres semanas mas el espíritu hubiese completado la posesión, si no es que hubiese perjudicado o matado a todos los ocupantes de la casa.

Al concluir la investigación los Warren sintieron que era apropiado realizar un exorcismo con la bendición del Padre Cooke para limpiar el apartamento. "La bendición Episcopal de la casa es una palabra, un documento de siete paginas que es positivo en su naturaleza. Especificado para expulsar entes demoníacas de la vivienda, en énfasis es dirigido a llenar el hogar con el poder positivo y de Dios" (Ed Warren). En la petición de Donna, y como medida de precaución ante la posibilidad de nuevos fenómenos en la casa, los Warren se llevarían la muñeca de trapo con ellos cuando dejaran el lugar.


La conclusión 

Lugar donde actualmente se encuentra la muñeca
conocida como Annabelle
Los Warren tienen una construcción especial para Annabelle en el museo de lo oculto, donde reside hasta el día de hoy. Desde que se construyó el estuche para Annabelle no pareció moverse pero se piensa es la responsable de la muerte de un joven que llego al museo en con su novia en una motocicleta. El hombre tras escuchar la historia de Ed sobre la muñeca, se acerco desafiante y comenzó a golpear el estuche pidiéndole a la muñeca que dejara aruñones sobre la gente y el mismo. Ed dijo al hombre "hijo tu debes irte" y lo saco del edificio.

En su camino a casa el hombre y su novia se reían y burlaban de la muñeca cuando el perdió el control de la motocicleta  y choco de cabeza contra un árbol, el hombre murió instantáneamente pero su novia sobrevivió y permaneció hospitalizada mas de un año. Cuando se le preguntó que sucedió al hombre explicó que se burlaban de la muñeca cuando perdió el control del vehículo. Ed advirtió que no se debe retar al mal, pues ningún hombre es mas poderoso que Satanás.



Publicar un comentario