El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

domingo, 18 de octubre de 2015

La Calavera

Esta leyenda tiene lugar en Irlanda, el protagonista de esta historia tiene un día una fuerte pelea con su hijo único, el cual ante lo sucedido decide dejar a su padre y todo detrás de si. 

Al poco tiempo, luego de que pasaron sin hablar de nuevo el hombre se entera de que su hijo falleció, lejos de sentir remordimiento su odio era tal que no asistió al funeral y tampoco al cementerio donde descansaría el que a final de cuentas y a pesar de todos los problemas era su sangre, era su hijo.

Como si de alguna forma el hombre lo sintiera se convirtió en una especie de ermitaño, sin embargo aun era una persona que tenia cierta vida social, cuando un vecino falleció hizo lo que no hizo con su hijo y asistió al funeral.

El hombre permaneció un momento en el cementerio y vio algo que llamo su atención: una calavera, la cual tomó y para su asombro movió su mandíbula y le dijo "mañana pasaré por tu casa, con la condición de que vuelvas tu mas adelante a hacerme compañía en el cementerio", ante tal propuesta y considerando las leyendas que había escuchado no dudo en aceptar la señal paranormal.

Aterrorizado por la visita que tendría decidió llevar a otra persona, la cual seria su invitada y su testigo. A mitad de la cena se escucharon sonidos secos en la puerta, los hombres se miraban uno a otro y en un gesto tal vez de impaciencia la calavera apareció justo en la mesa donde ellos se encontraban, la calavera agradeció el festín en su honor, dio media vuelta y desapareció tal como apareció.

A la noche siguente el temeroso hombre tomó valor para cumplir con su parte del trato y fue al cementerio, busco sin éxito a la calavera en el lugar donde la había encontrado anteriormente, de repente bajo la pequeña escalinata de la iglesia que era bañada por la luz de la luna y tuvo una extraña aparición de dos hombres pelando violentamente entre ellos, se detuvieron y se dirigieron al hombre para preguntarle si buscaba la calavera, sin dejarle responder lo enviaron al campo de al lado, donde la calavera había ingresado tiempo atrás.

El hombre sin dar crédito a lo que miraba y dominado por el pánico corrió al campo señalado para encontrar una nueva pelea entre hombres y mujeres de otro mundo, mismos que se detuvieron para preguntarle si buscaba el cráneo blanqueado y fue inmediatamente enviado al campo vecino, al cual corrió y luego entró a una casa que parecía haber aparecido por arte de magia.

Al entra y cerrar la puerta se encendió el fuego de la chimenea y vio a dos mujeres, una dama que temblando de frío buscaba el calor de las llamas y otra que no se lo permitia, misma que le dijo que la calavera estaba en la habitación de la par, el hombre abrió la puerta y para su sorpresa ahí estaba cubierta de polvo en el suelo, la calavera.

Entre la oscuridad el hombre pudo ver tres figuras con vestimenta negra detrás de la calavera, logró darse cuenta que eran tres pálidas mujeres, la calavera corto el silencio con un grito ordenándole a una de ellas que le diera comida a su invitado especial. La mujer se dirigió lentamente a la mesa y colocó un pan negro y una jarra de agua sucia, mismas que el hombre no se atrevió a probar, la calavera se dirigió a la segunda mujer con la misma orden y colocó en la mesa una cantidad menor de lo mismo que llevó la primera.

Se dirigió a la tercera mujer con la misma orden, esta llevó deliciosos manjares que rápidamente comenzó el asustado hombre a devorar, la calavera tras un momento le dijo que le explicaría todo pues su valor ameritaba respuestas. 

Le dijo que los hombres que vio en el primer campo en vida eran vecinos que peleaban por sus propiedades, movían las estacas vecinas y ahora deben luchar eternamente, los hombres y mujeres del segundo campo era parejas que en vida tenían problemas en casa, por lo que Debian pasar la eternidad de la misma manera. Las mujer con frío del cuarto anterior era muy mala con su sirvienta, la otra era ella cobrando venganza hasta el día del juicio final. 

Posteriormente la calavera le dijo "en cuanto a ti desgraciado, viniste a mi por no asistir al funeral de tu hijo, sin embargo fuiste al de un extraño, dime ¿cuanto tiempo crees que ha pasado desde que saliste de tu casa?", el hombre le dijo "la tarde de ayer salí a buscarte" a lo que le respondió que llevaba setecientos años en su travesía sobrenatural.

La calavera le dijo al hombre que era su ultima oportunidad, que buscará la tumba de su hijo y que se arrodillara ante su tumba en busca de perdón. El hombre salió y recorrió tierras que nunca había visto, encontró la maltratada tumba de su hijo y pidió perdón como le dijo la calavera, de la tierra salio una mano que tomó la suya, era su hijo que lo tomaba para subir al cielo y padre e hijo ascendieron finalmente juntos.