El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

sábado, 16 de abril de 2016

Mis ultimos segundos


Es increíble cuantas cosas pueden suceder en tan solo 30 segundos, cuando vez la muerte cara a cara, cuando todo es inminente y sabes que te queda menos de un minuto de vida pero a la vez sientes que todo pasa muy lento, los segundos parecen horas y el miedo simplemente se va, todo es paz a espera del inevitable desenlace.

No sé si fue descuido mío o del conductor del camión que ahora viene en mi dirección, eso no importa ya, ya puedo sentir el impacto, como la vida se escurre entre mis dedos, no sé qué hacer, a mi derecha hay un abismo, no hay mucho que hacer solamente aceptar lo que está por suceder y pensar en la vida, en todo lo bueno y lo malo, que de repente dejó de ser malo y son solo recuerdos.

Tantos bellos recuerdos en una vida corta pero plena, una bella familia, mi esposa que siempre ha estado a mi lado y mi hija que fue siempre mi razón para vivir.

Salí de mi casa tras una pelea, jamás hubiese imaginado que sería ese el ultimo recuerdo que tendrían de mí, es el único arrepentimiento que llevaré al más allá, pero sé que ellas sabrán como perdonarme.

Se acerca cada vez más el momento y siguen llenando mi mente las experiencias, aquellos engaños de mis ex novias, las peleas, todas las decepciones que en algún momento incluso me hicieron pensar en quitarme mi propia vida ahora se ven tan pequeñas, tan insignificantes que no puedo evitar sonreír burlándome de mí mismo por haberles dado tanta importancia en su momento.

No sé qué me espera del otro lado, me da miedo pensar en eso, siempre fui religioso pero nada te prepara para este momento. ¿Que sería lo último que tus seres queridos recordarían de ti si te fueras en este momento?, espero que ese único recuerdo no sea el que prevalezca sobre todas las cosas buenas, las sonrisas, las lágrimas de alegría y los abrazos en la tristeza.

 Cerraré los ojos, solamente me queda esperar que finalice este largo y difícil camino que llamamos vida y esperar a descubrir que hay después de ella, escucho el metal, un estruendo acompañado de paz, siento el viento, y como la vida se escapa y de pronto todo queda en blanco, todo ha terminado para mí.