El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

martes, 28 de febrero de 2017

La silla de Thomas Busby

Esta es la silla que Thomas Busby maldijo
poco antes de morir en 1702
Thomas Busby era el estafador del pueblo de Thirsk en Inglaterra, se dice que era un mentiroso y ladrón pero lo mas importante su historia va mas allá de sus golpes criminales.

Pese a que Thomas Busby era un mal tipo consiguió robar el corazón de Kirby Wiske, una bella mujer que finalmente se convirtó en la esposa de Thomas pese a que su padre se oponía rotundamente por la fama que tenia el hombre por aquel tiempo.

Una noche el padre de Kirby se presentó a la casa y espero a Thomas que llegó en total estado de ebriedad, pese a su estado pudo escuchar claramente a su suegro indicándole que se llevaría a su hija para protegerla de el, Thomas muy molesto tomó al señor de la chaqueta y lo lanzó a la calle a mitad de la noche, posteriormente siendo presa de la ira fue a la casa de su suegro y lo asesinó con sus propias manos.

Poco tiempo después fue capturado y sentenciado a muerte por ahorcamiento.

Antes de cumplir su pena como ultimó deseo pidió beber la noche previa en su bar favorito, sentado en su silla favorita. Tras terminar sus tragos se levantó, y ante todos los presentes dijo que todo el que se sentará en su silla tras su muerte correría el mismo destino.

Desde su muerte en 1702 la maldición de Thomas Busby ha cobrado mas de 70 víctimas, que se sentaron en esa misma silla antes de fallecer de maneras extremadamente violentas.

El dueño de la taberna decidió retirar la silla y esconderla en la bodega, posteriormente consciente de su historia pero sin intenciones de conservar el objeto maldito lo donó al Thirsk Museum, donde se encuentra actualmente la silla colgada a gran altura para que pueda ser vista pero que nadie pueda sentarse en ella.

Publicar un comentario