El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

martes, 24 de junio de 2008

Casos reales ocurridos con la Ouija.

El "juego" de la ouija consiste en poner las manos sobre una pequeña plataforma que se desplaza lentamente sobre un tablero, movida por alguna fuerza misteriosa. El tablero está inscrito con números y las letras del alfabeto. Los jugadores esperan obtener respuesta a sus preguntas uniendo las letras sobre las que se mueva la plataforma. La "diversión" o la "perversión" está en la curiosidad y el misterio de comunicarse con algún espíritu que revela secretos y, cuanto más parezca "funcionar", más la ouija (y el espíritu detrás de ella) atrae y ata, hasta convertirse en una obsesión.

CASO I: Ouija en la casa abandonada

En un pueblo de la Comunidad Valenciana ocurrieron estos hechos, contados por alguien de la misma localidad. Una noche, cinco chicos se reunieron en una vieja y solitaria casa abandonada en mitad de tierras de huerta con el fin de hacer espiritismo.

Lo prepararon todo, comenzaron, y como en cada sesión que se precie, uno de ellos, el portavoz, hizo la cuestión de inicio:"Si hay alguien que te moleste aquí, dinos quien es y se irá".

El vaso indicó dos nombres, los dueños de los nombres se miraron sorprendidos y se despidieron de los otros tres. Volverían al pueblo caminando y ya se verían más tarde.

Dejaron a los otros tres con su sesión de espiritismo y conversaron por el camino. Cuando llevaban unos cien metros andados, escucharon un ruido y se giraron: La casa caía derrumbándose sobre los tres chicos que se habían quedado en la sesión espiritista.

CASO II"Hablé con mi madre a través de la ouija"

"Hola, me llamo Patricia. Esto es lo que me sucedió hace ahora 3 años en el pueblo de mi madre. Era muy pequeña y mis amigas decidieron hacer la ouija. Y yo también, cómo no.

Yo no tengo madre desde hace 4 años así que pensé que podría hablar con ella a través de la ouija aunque tenía mis dudas.

Empecé haciendo las típicas preguntas de si eres un espíritu bueno o malo y él me decía "sí" o "no", pero en una de esas preguntas me di cuenta de que con quien había contactado era con mi madre.

Me di cuenta porque puso la fecha y la hora exacta de su muerte y deletreó mi nombre varias veces. También puso muchas fechas que sólo mi familia y yo sabíamos; empecé a sentir mucho miedo y decidí quitar el dedo. Pero ella seguía deletreando mi nombre y me dijo que no debía llorar más por ella porque estaba en un sitio precioso.

Nunca se lo he contado a nadie y jamás he vuelto a hacer la ouija."

CASO III:"Lo que no crees es real"

Esto pasó el año pasado. Jugué al juego ouija con mi amiga Carla. No nos lo tomamos en serio y empezamos a insultar, bromeando, a los espíritus que invocababamos. Por mala suerte, invocamos a Satanás que nos deletreó: "Lo que no crees es real".

Era tarde y mi amiga se fué a casa. Como que mi novio había muerto en un accidente de coche estaba sola en casa, así que me fuí a dormir.
Sobre las 3:20 de la madrugada me desperté y me fuí a beber un café. Mientras bajaba las escaleras, oía las voces de una niña gritando muy en la lejanía. Cuando llegué a la cocina, cogí el vaso y había un papel bajo él que ponía escrito: "Te lo he dicho".

De repente sonó el teléfono. Era mi amiga Carla, preocupada por que su hija de dieciseis años no había regresado a casa. Entonces vi que bajo mis pies había huellas de sangre. Las seguí y me llevaron hasta el cadaver de la niña con el cuello degollado que yacía en mi cocina.
Asustadísima me voy a casa de Carla.
Subo corriendo a su habitación y me la encuentro también con el cuello degollado igual que su hija.
Lo más terrorífico. En su frente alguien había grabado con un cuchillo: "yo tengo la razón". Me desmayé y cuando desperté estaba en un hospital. Todo se acabó.

Os recomiendo que no jugueís a la ouija si no lo haceís en serio. Yo no volveré a jugar.

CASO IV:La puerta del cementerio

"Soy una chica de Cartagena, me llamo Desireé y voy contar esta historia que me paso a mi y a mis amigas una noche de Carnaval.

Antes de ir con la historia quisiera decir que soy una chica a la que le encantan todo lo que tenga que ver con el miedo,los espiritus,las cosas paranormales.A mi ya me ha ocurrido varias cosas, la gente me dice que es un don que tengo porque puedo ver los espiritus y sentir buenas o malas vibraciones.

El caso es que estábamos yo, mi amiga Laura, Vanessa, Yolanda y Patricia. Era Carnaval y en el pueblo donde veraneo hay mucha marcha, además la gente se queda a vivir todo el año.

Pues bien,ya teniamos planeado que esa noche queriamos hacer algo interesante, y pensamos en hacer la tabla de ouija. Al principio todas ibamos muy decididas pero conforme llegaba la hora más temiamos ese momento. El caso es que a las 21:00 horas salimos del pueblo con las bicis y nos fuimos a un cementerio muy, muy lejano del pueblo que está justo detras de una montaña escalofriante. Cuando llegamos aún no era la hora así que comenzamos a explorar el cementerio.

Cogimos las linternas y exploramos las tumbas. En aquel cementerio las tumbas tienen el nombre, la edad y la razon de porque se ha muerto cada persona. Estuvimos leyendo algunas y habian muchas interesantes como casos de asesinatos, suicidios...

El caso es que yo tropece con algo que estaba en el suelo. Empecé a cavar y pude ver que era una tumba enterrada
y comencé a leer enfocando con la linterna. Aquella tumba era la de un hombre que se llamaba Lucifarto, que tenia 35 años
y en la tumba ponia que la causa de la muerte es que era que se suicidó por que los espíritus se lo mandaron. Lo más sorprendente es que abajo del texto estaba el numero 666. Estaba todo oscuro, estabámos muy asustadas pero aún así quisimos seguir con el reto. Nos pusimos al lado de aquella tumba sacamos la tabla...

Invocamos a Lucifarto y nos dijo que nos fueramos y que lo dejaramos en paz. Nosotras no le hicimos caso y seguimos insistiendo, entonces fue cuando nos amenazó de muerte, rompió el vaso, la tabla salio volando... Nosotras bastante asustadas cogimos las bicicletas y nos fuimos, pero vimos que la puerta estaba ¡¡cerrada!!

¿Quién la podria haber cerrado si en ese cementerio los sábados
no hay guardia? El caso es que estabamos aterradas y atrapadas, entonces decidimos saltar. Pero tambien se nos presentaron más obstáculos, pues a mi amiga Yolanda no la dejaba salir. Estábamos ya todas fuera menos ella. No podia salir así que nos fuimos todas a buscar a mi madre y a gente que nos ayudara y a la pobre Yolanda la dejamos sola. Fue un trauma para ella y para todas.

El caso es que cuando abrimos entre todos la puerta tampoco podía salir: Entrábamos y saliamos todos, pero ella no podía. Todos estábamos bastante nerviosos hasta que mi madre cogió a mi amiga en brazos y la consiguió sacar de aquella terrible pesadilla.

Esta historia salió en el periodico del pueblo, junto a nuestra foto. Desde entonces ni se nos ha ocurrido hacer la ouija ni nos hemos atrevido a acercarnos por aquel cementerio.Cada vez que recordamos esta historia nos entra auténtico terror."

CASO V: ASESINATO EN NAVIDAD

Poco antes de la Navidad de 1995, dos escolares de 15 años fueron persuadidos con engaños para entrar en casa de David McCallum, un fan de la música heavy metal a ver videos. Los dos chicos fueron conducidos al dormitorio de McCallum, que estaba lleno de libros sobre el asesino en masa Charles Manson y de grabaciones de Iron Maiden y Metallica, donde McCallum, de 20 años, les dijo que él y su amigo adoraban al diablo.

En el centro de la habitación había un altar iluminado con velas y cubierto con un paño negro. Encima había una tabla Ouija. Los dos chicos, Michael Earridge y Stephen Cullan, aceptaron participar en una sesión y se les unió un amigo de McCallum, al que llamaremos Dennis.

Palabras del diablo
Mientras, sentados alrededor del altar, trataban de establecer contacto con los muertos, McCallum preguntó a la tabla: ¿Si eres Satanás, qué quieres que haga?. Con una creciente incomodidad, los dos chicos decidieron dar por terminada la sesión. Pero, antes de que pudiesen escapar, McCallum recibió la respuesta a su pregunta.

Sea cual fuere la respuesta que recibió McCallum, de pronto saco una navaja y sujetó a Earridge. Tú no vas a ninguna parte hasta que se haya cumplido la voluntad de mi amo, exclamó Dennis. Entonces, McCallum empezó a apuñalar a Earridge.

El frenético ataque, en el que Earridge fue apuñalado once veces, sólo terminó cuando Dennis susurró: Para ya. Cálmate. Está muerto. Afortunadamente, Cullan pudo escapar con vida. El cadáver fue envuelto con las ropas de la cama y arrojado junto a un bloque de pisos al sudeste de Londres. McCallum fue detenido y se probó el asesinato. Pero solo fue condenado por homicidio no premeditado, al declarar que unas voces le obligaron a hacerlo, y fue enviado a Broadmoor, una instalación de alta seguridad para asesinos dementes. Obviamente, McCallum estaba influenciado por lo macabro y lo oculto. Normalmente escuchaba canciones relacionadas con rituales satánicos y en su televisor, escritas con rotulador, se leían las palabras Hornbre del Demonio asesino. 666 Slayer Iron Maiden. ¿Pero fue su obsesión por la tabla Ouija la responsable de la conversión de un joven de 20 años en asesino?

http://es.geocities.com/hasttur/ouija1.html

¿Tu has jugado con los espiritus? en verdad les digo que es uno de losmisterios que no me animo a investigar...
Si tienes algun relato parecido a este te pido que por favor lo compartas enviandolo a: mario_nvallejo@yahoo.com y lo publicare aqui para compartirlo con todos los lectores, recuerda que si quieres publicar aqui, no hay problema manda un correro con sujeto "El Otro Mundo" y veremos que se puede hacer,
Saludos.

L.A.P.D.!
Publicar un comentario en la entrada