El mar me habló de su grandeza, de su fuerza y de su inmensidad...Yo le hablé de Honduras, de su Pueblo y de sus Instituciones y se sintió pequeño...

(Parafraso del Poema de Jorge Sarabia)

martes, 14 de junio de 2011

Todo debe terminar...

Todo lo que inicia debe terminar, nada es para siempre, incluso la vida misma tiene un final, posiblemente el mas extraño de los finales, pero si incluso la vida termina nada, absolutamente nada durara por siempre...lastimosamente.

Cuando llega el momento de decir adiós siempre lo sabemos aun y cuando no estamos listos para dejar eso a lo que tanto nos aferramos, no sabemos que hay después, no sabemos que legado dejaremos en esta vida.

Termina el día, termina la noche, termina la vida, se nos termina el agua, lo único que no termina es la historia y se rumora que algún día podría también terminar súbitamente aunque eso no es un hecho aun, pero nunca se sabe.

Cuando termine esta publicación es muy probable que no sepas porque la escribí aun y cuando te sentirás identificado con cada palabra aquí escrita porque tu también sabes que todo termina, me dirán que hay vida después de esta pero es hasta que terminemos la actual, se termina, como todo lo demás.

Estuve a punto de terminar algo que es muy importante para mi, llego un ángel y me sostuvo para no hacerlo, jamas me habría perdonado hacerlo o peor aun fallarle a todas esas almas que desean que ese proyecto continué y al ángel que me impide irme, eso seria imposible, aunque es posible que incluso la culpa se termine.

Recuerdo cuando valía la pena que llegaran días como este, cuando significaban algo para mi, llenaba un enorme hueco en mi y de un día para otro todo se termino, pero les prometo a todos que regresara y aunque la primera etapa se fue llegaremos con la segunda todos juntos de la mano para seguir adelante.
Publicar un comentario